Cáncer colorrectal

(Colorectal Cancer)

ExitCare ImageEl cáncer colorrectal es un crecimiento anormal de tejido (tumor) en el colon o recto que es canceroso (maligno). A diferencia de los tumores no cancerosos (benignos), los tumores malignos pueden diseminarse a otras partes del cuerpo. El colon es el intestino grueso. Se llama recto a la última porción del colon.

FACTORES DE RIESGO

La causa exacta del cáncer de colon es desconocida. Sin embargo, los siguientes factores pueden aumentar sus probabilidades de contraer cáncer colorrectal:

  • Tener más de 50 años.

  • Crecimientos anormales (pólipos) en la pared interna del colon o recto.

  • Diabetes.

  • Pertenecer a la raza afroamericana.

  • Historia familiar de cáncer de colon hereditario sin poliposis. La causa de la enfermedad son modificaciones en los genes responsables de la reparación del desapareamiento del ADN.

  • Historia personal de cáncer. Una persona que ya ha tenido cáncer colorrectal puede sufrirlo una segunda vez. Además, las mujeres con antecedentes de cáncer de ovario, de útero o de mama tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar cáncer colorrectal.

  • Algunas enfermedades hereditarias.

  • Consumir una dieta con alto contenido de grasas (especialmente grasa animal) y bajo contenido de fibra, frutas y verduras.

  • Estilo de vida sedentario.

  • Enfermedad inflamatoria intestinal, incluidas la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

  • El hábito de fumar.

  • Consumo excesivo de alcohol.

SÍNTOMAS

En las etapas tempranas del cáncer colorrectal, generalmente no hay síntomas. A medida que el cáncer avanza, los síntomas pueden ser:

  • Cambios en los hábitos intestinales.

  • Diarrea.

  • Estreñimiento.

  • Sentir que el intestino no se vacía completamente después de mover el intestino.

  • Sangre en las heces.

  • Heces más estrechas que lo habitual.

  • Molestia, dolor, hinchazón abdominal, sensación de estar lleno o cólicos.

  • Frecuente dolor por meteorismo.

  • Pérdida de peso sin causa aparente.

  • Cansancio permanente.

  • Náuseas y vómitos.

DIAGNÓSTICO

El profesional le preguntará sobre su historia clínica. También podrá realizar algunos procedimientos como:

  • Un examen físico.

  • Examen rectal digital.

  • Análisis de sangre oculta en heces.

  • Enema de bario.

  • Análisis de sangre.

  • Radiografías.

  • Diagnósticos por imágenes, como tomografía computarizada o resonancia magnética.

  • Tomar una muestra de tejido (biopsia) del colon o recto para observar células cancerosas.

  • Una sigmoidoscopía para visualizar el interior de la última porción del colon.

  • Una colonoscopía para examinar el interior de todo el colon.

  • Una ecografía endorrectal para observar la profundidad en que se ha desarrollado un tumor rectal y si se ha diseminado a los ganglios linfáticos o a otros tejidos cercanos.

El tumor se estadificará para determinar su gravedad y extensión. La estadificación es un intento cuidadoso para diagnosticar el tamaño del tumor, si se ha propagado, y si es así, a qué partes del cuerpo. Es posible que tenga que hacerse más estudios para determinar la etapa del cáncer. Los resultados de las pruebas ayudarán a determinar qué plan de tratamiento es el mejor para usted.

  • Etapa 0: el cáncer se encuentra solo en el revestimiento más interno del colon o el recto.

  • Etapa I: el cáncer ha crecido hacia la pared interior del colon o el recto. El cáncer no ha llegado todavía a la pared exterior del colon.

  • Etapa II: el cáncer se extiende más profundamente en el interior o a través de la pared del colon o el recto. Puede haber invadido el tejido cercano, pero las células cancerosas no se han diseminado a los ganglios linfáticos.

  • Etapa III: el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos cercanos, pero no a otras partes del cuerpo.

  • Etapa IV: el cáncer se ha extendido a otras partes del cuerpo, como el hígado o los pulmones.

El médico le informará la etapa detallada del cáncer, lo que incluye un número y una letra.

TRATAMIENTO

Según el tipo y la etapa, el cáncer colorrectal puede tratarse con cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia dirigida o ablación por radiofrecuencia. Algunas personas reciben una combinación de estas terapias. Se puede realizar una cirugía para extirpar los pólipos del colon. En las primeras etapas, el médico podrá hacerlo durante la colonoscopía. En etapas posteriores, se hará una cirugía para extirpar parte del colon.

INSTRUCCIONES PARA EL CUIDADO EN EL HOGAR

  • Utilice los medicamentos de venta libre o recetados para calmar el dolor, el malestar o la fiebre, según se lo indique el médico.

  • Consuma una dieta saludable.

  • Considere participar en un grupo de apoyo. Esto puede ayudarlo a enfrentar el estrés de tener cáncer colorrectal.

  • Busque asesoramiento para poder manejar el tratamiento de los efectos secundarios.

  • Cumpla con todas las visitas de control, según le indique su médico.

  • Informe al oncólogo si es internado en el hospital.

SOLICITE ATENCIÓN MÉDICA SI:

  • La diarrea o el estreñimiento persisten.

  • Sus hábitos intestinales han cambiado.

  • Siente cada vez más dolor abdominal.

  • Aumenta su fatiga o debilidad.

  • Pierde peso.

© 2016 Baylor Scott & White Health. Todos los derechos reservados.