Cuidados preventivos del niño - 24 meses

(Well Child Care - 24 Months)

DESARROLLO FÍSICO

El niño de 24 meses puede empezar a mostrar preferencia por usar una mano en lugar de la otra. A esta edad, el niño puede hacer lo siguiente:

  • Caminar y correr.

  • Patear una pelota mientras está de pie sin perder el equilibrio.

  • Saltar en el lugar y saltar desde el primer escalón con los dos pies.

  • Sostener o empujar un juguete mientras camina.

  • Trepar a los muebles y bajarse de ellos.

  • Abrir un picaporte.

  • Subir y bajar escaleras, un escalón a la vez.

  • Quitar tapas que no están bien colocadas.

  • Armar una torre con cinco o más bloques.

  • Dar vuelta las páginas de un libro, una a la vez.

DESARROLLO SOCIAL Y EMOCIONAL

El niño:

  • Se muestra cada vez más independiente al explorar su entorno.

  • Aún puede mostrar algo de temor (ansiedad) cuando es separado de los padres y cuando las situaciones son nuevas.

  • Comunica frecuentemente sus preferencias a través del uso de la palabra "no".

  • Puede tener rabietas que son frecuentes a esta edad.

  • Le gusta imitar el comportamiento de los adultos y de otros niños.

  • Empieza a jugar solo.

  • Puede empezar a jugar con otros niños.

  • Muestra interés en participar en actividades domésticas comunes.

  • Se muestra posesivo con los juguetes y comprende el concepto de "mío". A esta edad, no es frecuente compartir.

  • Comienza el juego de fantasía o imaginario (como hacer de cuenta que una bicicleta es una motocicleta o imaginar que cocina una comida).

DESARROLLO COGNITIVO Y DEL LENGUAJE

A los 24 meses, el niño:

  • Puede señalar objetos o imágenes cuando se nombran.

  • Puede reconocer los nombres de personas y mascotas familiares, y las partes del cuerpo.

  • Puede decir 50 palabras o más y armar oraciones cortas de por lo menos 2 palabras. A veces, el lenguaje del niño es difícil de comprender.

  • Puede pedir alimentos, bebidas u otras cosas con palabras.

  • Se refiere a sí mismo por su nombre y puede usar los pronombres yo, tú y mi, pero no siempre de manera correcta.

  • Puede tartamudear. Esto es frecuente.

  • Puede repetir palabras que escucha durante las conversaciones de otras personas.

  • Puede seguir órdenes sencillas de dos pasos (por ejemplo, "busca la pelota y lánzamela).

  • Puede identificar objetos que son iguales y ordenarlos por su forma y su color.

  • Puede encontrar objetos, incluso cuando no están a la vista.

ESTIMULACIÓN DEL DESARROLLO

  • Recítele poesías y cántele canciones al niño.

  • Léale todos los días. Aliente al niño a que señale los objetos cuando se los nombra.

  • Nombre los objetos sistemáticamente y describa lo que hace cuando baña o viste al niño, o cuando este come o juega.

  • Use el juego imaginativo con muñecas, bloques u objetos comunes del hogar.

  • Permita que el niño lo ayude con las tareas domésticas y cotidianas.

  • Dele al niño la oportunidad de que haga actividad física durante el día (por ejemplo, llévelo a caminar o hágalo jugar con una pelota o perseguir burbujas).

  • Dele al niño la posibilidad de que juegue con otros niños de la misma edad.

  • Considere la posibilidad de mandarlo a preescolar.

  • Limite el tiempo para ver televisión y usar la computadora a menos de 1 hora por día. Los niños a esta edad necesitan del juego activo y la interacción social. Cuando el niño mire televisión o juegue en la computadora, acompáñelo. Asegúrese de que el contenido sea adecuado para la edad. Evite todo contenido que muestre violencia.

  • Haga que el niño aprenda un segundo idioma, si se habla uno solo en la casa.

VACUNAS DE RUTINA

  • Vacuna contra la hepatitis B: pueden aplicarse dosis de esta vacuna si se omitieron algunas, en caso de ser necesario.

  • Vacuna contra la difteria, el tétanos y la tosferina acelular (DTaP): pueden aplicarse dosis de esta vacuna si se omitieron algunas, en caso de ser necesario.

  • Vacuna contra la Haemophilus influenzae tipo b (Hib): se debe aplicar esta vacuna a los niños que sufren ciertas enfermedades de alto riesgo o que no hayan recibido una dosis.

  • Vacuna antineumocócica conjugada (PCV13): se debe aplicar a los niños que sufren ciertas enfermedades, que no hayan recibido dosis en el pasado o que hayan recibido la vacuna antineumocóccica heptavalente, tal como se recomienda.

  • Vacuna antineumocócica de polisacáridos (PPSV23): se debe aplicar a los niños que sufren ciertas enfermedades de alto riesgo, tal como se recomienda.

  • Vacuna antipoliomielítica inactivada: pueden aplicarse dosis de esta vacuna si se omitieron algunas, en caso de ser necesario.

  • Vacuna antigripal: a partir de los 6 meses, se debe aplicar la vacuna antigripal a todos los niños cada año. Los bebés y los niños que tienen entre 6 meses y 8 años que reciben la vacuna antigripal por primera vez deben recibir una segunda dosis al menos 4 semanas después de la primera. A partir de entonces se recomienda una dosis anual única.

  • Vacuna contra el sarampión, la rubéola y las paperas (SRP): se deben aplicar las dosis de esta vacuna si se omitieron algunas, en caso de ser necesario. Se debe aplicar una segunda dosis de una serie de 2 dosis entre los 4 y los 6 años. La segunda dosis puede aplicarse antes de los 4 años de edad, si esa segunda dosis se aplica al menos 4 semanas después de la primera dosis.

  • Vacuna contra la varicela: pueden aplicarse dosis de esta vacuna si se omitieron algunas, en caso de ser necesario. Se debe aplicar una segunda dosis de una serie de 2 dosis entre los 4 y los 6 años. Si se aplica la segunda dosis antes de que el niño cumpla 4 años, se recomienda que la aplicación se haga al menos 3 meses después de la primera dosis.

  • Vacuna contra la hepatitis A: los niños que recibieron 1 dosis antes de los 24 meses deben recibir una segunda dosis 6 a 18 meses después de la primera. Un niño que no haya recibido la vacuna antes de los 24 meses debe recibir la vacuna si corre riesgo de tener infecciones o si se desea protegerlo contra la hepatitis A.

  • Vacuna antimeningocócica conjugada: los niños que sufren ciertas enfermedades de alto riesgo, quedan expuestos a un brote o viajan a un país con una alta tasa de meningitis deben recibir la vacuna.

ANÁLISIS

El pediatra puede hacerle al niño análisis de detección de anemia, intoxicación por plomo, tuberculosis, colesterol alto y autismo, en función de los factores de riesgo.

NUTRICIÓN

  • En lugar de darle al niño leche entera, dele leche semidescremada, al 2 %, al 1 % o descremada.

  • La ingesta diaria de leche debe ser aproximadamente 2 a 3 tazas (480 a 720 ml).

  • Limite la ingesta diaria de jugos que contengan vitamina C a 4 a 6 onzas (120 a 180 ml). Aliente al niño a que beba agua.

  • Ofrézcale una dieta equilibrada. Las comidas y las colaciones del niño deben ser saludables.

  • Aliéntelo a que coma verduras y frutas.

  • No obligue al niño a comer todo lo que hay en el plato.

  • No le dé al niño frutos secos, caramelos duros, palomitas de maíz o goma de mascar ya que pueden asfixiarlo.

  • Permítale que coma solo con sus utensilios.

SALUD BUCAL

  • Cepille los dientes del niño después de las comidas y antes de que se vaya a dormir.

  • Lleve al niño al dentista para hablar de la salud bucal. Consulte si debe empezar a usar dentífrico con flúor para el lavado de los dientes del niño.

  • Adminístrele suplementos con flúor de acuerdo con las indicaciones del pediatra del niño.

  • Permita que le hagan al niño aplicaciones de flúor en los dientes según lo indique el pediatra.

  • Ofrézcale todas las bebidas en una taza y no en un biberón porque esto ayuda a prevenir la caries dental.

  • Controle los dientes del niño para ver si hay manchas marrones o blancas (caries dental) en los dientes.

  • Si el niño usa chupete, intente no dárselo cuando esté despierto.

CUIDADO DE LA PIEL

Para proteger al niño de la exposición al sol, vístalo con prendas adecuadas para la estación, póngale sombreros u otros elementos de protección y aplíquele un protector solar que lo proteja contra la radiación ultravioleta A (UVA) y ultravioleta B (UVB) (factor de protección solar [SPF] 15 o más alto). Vuelva a aplicarle el protector solar cada 2 horas. Evite sacar al niño durante las horas en que el sol es más fuerte (entre las 10 a. m. y las 2 p. m.). Una quemadura de sol puede causar problemas más graves en la piel más adelante.

CONTROL DE ESFÍNTERES

Cuando el niño se da cuenta de que los pañales están mojados o sucios y se mantiene seco por más tiempo, tal vez esté listo para aprender a controlar esfínteres. Para enseñarle a controlar esfínteres al niño:

  • Deje que el niño vea a las demás personas usar el baño.

  • Ofrézcale una bacinilla.

  • Felicítelo cuando use la bacinilla con éxito.

Algunos niños se resisten a usar el baño y no es posible enseñarles a controlar esfínteres hasta que tienen 3 años. Es normal que los niños aprendan a controlar esfínteres después que las niñas. Hable con el médico si necesita ayuda para enseñarle al niño a controlar esfínteres. No fuerce al niño a usar el baño.

HÁBITOS DE SUEÑO

  • Generalmente, a esta edad, los niños necesitan dormir más de 12 horas por día y tomar solo una siesta por la tarde.

  • Se deben respetar las rutinas de la siesta y la hora de dormir.

  • El niño debe dormir en su propio espacio.

CONSEJOS DE PATERNIDAD

  • Elogie el buen comportamiento del niño con su atención.

  • Pase tiempo a solas con el niño todos los días. Varíe las actividades. El período de concentración del niño debe ir prolongándose.

  • Establezca límites coherentes. Mantenga reglas claras, breves y simples para el niño.

  • La disciplina debe ser coherente y justa. Asegúrese de que las personas que cuidan al niño sean coherentes con las rutinas de disciplina que usted estableció.

  • Durante el día, permita que el niño haga elecciones. Cuando le dé indicaciones al niño (no opciones), no le haga preguntas que admitan una respuesta afirmativa o negativa ("¿Quieres bañarte?") y, en cambio, dele instrucciones claras ("Es hora del baño").

  • Reconozca que el niño tiene una capacidad limitada para comprender las consecuencias a esta edad.

  • Ponga fin al comportamiento inadecuado del niño y muéstrele qué hacer en cambio. Además, puede sacar al niño de la situación y hacer que participe en una actividad más adecuada.

  • No debe gritarle al niño ni darle una nalgada.

  • Si el niño llora para conseguir lo que quiere, espere hasta que esté calmado durante un rato antes de darle el objeto o permitirle realizar la actividad. Además, muéstrele los términos que debe usar (por ejemplo, "una galleta, por favor" o "sube").

  • Evite las situaciones o las actividades que puedan provocarle un berrinche, como ir de compras.

SEGURIDAD

  • Proporciónele al niño un ambiente seguro.

  • Ajuste la temperatura del calefón de su casa en 120 ºF (49 ºC).

  • No se debe fumar ni consumir drogas en el ambiente.

  • Instale en su casa detectores de humo y cambie las baterías con regularidad.

  • Instale una puerta en la parte alta de todas las escaleras para evitar las caídas. Si tiene una piscina, instale una reja alrededor de esta con una puerta con pestillo que se cierre automáticamente.

  • Mantenga todos los medicamentos, las sustancias tóxicas, las sustancias químicas y los productos de limpieza tapados y fuera del alcance del niño.

  • Guarde los cuchillos lejos del alcance de los niños.

  • Si en la casa hay armas de fuego y municiones, guárdelas bajo llave en lugares separados.

  • Asegúrese de que los televisores, las bibliotecas y otros objetos o muebles pesados estén bien sujetos, para que no caigan sobre el niño.

  • Para disminuir el riesgo de que el niño se asfixie o se ahogue:

  • Revise que todos los juguetes del niño sean más grandes que su boca.

  • Mantenga los objetos pequeños, así como los juguetes con lazos y cuerdas lejos del niño.

  • Compruebe que la pieza plástica que se encuentra entre la argolla y la tetina del chupete (escudo) tenga por lo menos 1½ pulgadas (3,8 centímetros) de ancho.

  • Verifique que los juguetes no tengan partes sueltas que el niño pueda tragar o que puedan ahogarlo.

  • Para evitar que el niño se ahogue, vacíe de inmediato el agua de todos los recipientes, incluida la bañera, después de usarlos.

  • Mantenga las bolsas y los globos de plástico fuera del alcance de los niños.

  • Manténgalo alejado de los vehículos en movimiento. Revise siempre detrás del vehículo antes de retroceder para asegurarse de que el niño esté en un lugar seguro y lejos del automóvil.

  • Siempre póngale un casco cuando ande en triciclo.

  • A partir de los 2 años, los niños deben viajar en un asiento de seguridad orientado hacia adelante con un arnés. Los asientos de seguridad orientados hacia adelante deben colocarse en el asiento trasero. El niño debe viajar en un asiento de seguridad orientado hacia adelante con un arnés hasta que alcance el límite máximo de peso o altura del asiento.

  • Tenga cuidado al manipular líquidos calientes y objetos filosos cerca del niño. Verifique que los mangos de los utensilios sobre la estufa estén girados hacia adentro y no sobresalgan del borde de la estufa.

  • Vigile al niño en todo momento, incluso durante la hora del baño. No espere que los niños mayores lo hagan.

  • Averigüe el número de teléfono del centro de toxicología de su zona y téngalo cerca del teléfono o sobre el refrigerador.

CUÁNDO VOLVER

Su próxima visita al médico será cuando el niño tenga 30 meses.

© 2016 Baylor Scott & White Health. Todos los derechos reservados.